Entrar a rojadirecta desde España

Rojadirecta es una vieja conocida de los que acceden a contenidos deportivos en streaming, principalmente fútbol claro. Entre los que destacan siempre los partidos del Real Madrid y Barcelona de Liga o Champion.

Vieja conocida porque lleva funcionando desde 2005 y actualmente a pesar de todos los ‘problemas legales’ que ha tenido… sigue haciéndolo.

Cuando accedemos a rojadirecta.com o rojadirecta.me se nos muestra un claro aviso que impide a los que entramos desde España ver los enlaces:

“TEMPORALMENTE no podemos ofrecer acceso a ROJADIRECTA a usuarios que se conectan desde España”

acceder-rojadirecta-bloqueada

Si quieres entrar y ver los enlaces de rojadirecta (de la original) puedes hacerlo simulando que entras desde otro país, con un IP del extranjero. Para ello la opción más sencilla que hemos conocido es un proxy web como el de webanonymizer.

Se trata de un sitio que te permite acceder a páginas web bloqueadas geográficamente con extrema facilidad. En el caso de rojadirecta el link para acceder al portal original es el siguiente: rojadirecta.me.prx.webanonymizer

entrar-a-rojadirecta-original

Si quieres entrar a otro portal o una dirección distinta solamente tienes que sustituir rojadirecta.me por el dominio que corresponda. También puedes entrar a webanonymizer donde puedes introducir el dominio al que quieres entrar de forma anónima o por que está bloqueado en tu región. Al tratarse de un acceso anónimo (hasta cierto punto) también evitarás el seguimiento de Cookies pues accedemos a través de los servidores proxy del mencionado portal.

entrar-rojadirecta-espana

Como alternativas para entrar a rojadirecta, puedes utilizar también ‘extensiones proxy’ para tu navegador sencillas, gratuitas y efectivas como DotVPN o ZenMate. Con ellas, con un clic activas el Proxy pudiendo seleccionar el país que tendrá tu IP. Cuentan además con otras opciones de mucha utilidad, por ejemplo para bloquear la publicidad invasiva de algunas páginas web. rojadirecta-saltarse-restriccion

En general el acceso mediante estos proxys gratuito es más lento que nuestra conexión a Internet, por lo que conviene acceder para poder ‘ver los enlaces’ de los partidos y luego desactivar el proxy para continuar disfrutando de nuestro ancho de banda.