Recupera espacio en Windows 10 después de actualizar sistema

Después de actualizar Windows 10 con en sus nuevas versiones, como ha ocurrido con su primera gran actualización de Creators Update, puedes liberar o recuperar una buena cantidad de espacio en tu disco duro de forma extraordinariamente sencilla. Esto puedes hacerlo eliminando los archivos de la versión antigua de instalación que tenías instalada, recuperando como decimos una ingente enorme de espacio, en muchos casos de entre 25GB y 30 GB. Ahí es nada…. Estos gigas están siendo ocupados por la versión anterior ya que Windows 10 crea una copia de seguridad de la versión anterior Windows. Unos datos que son almacenados por si quieres volver a la versión anterior en caso de algún problema. Si no es tu intención o llevas un tiempo con Creators Update funcionando sin problema, posiblemente no vayas nunca a volver a la antigua versión.

En los equipos portátiles, muchas veces tenemos un SSD y otras unidades de almacenamiento de ‘limitada’ capacidad de almacenamiento, algo que nos lleva a realizar este trámite para recuperar esa preciada cantidad de GB libres de nuestra unidad de almacenamiento.

¿Cómo liberar espacio en Windows 10? Tras instalar actualización o en cualquier otro momento solamente tienes que ir hasta el Liberador de espacio en disco de Windows. Puedes llegar hasta él haciendo clic con el botón derecho sobre nuestra unidad de disco duro principal ( C: ) habitualmente y seleccionando Propiedades. En la ventana desplegada pulsamos en el botón de Liberar espacio

Relacionado:
Conversor sencillo de archivos multimedia para Windows 10

También podemos llegar hasta esta opción de Windows de forma más rápida y directa tecleando ‘Liberador de espacio’ en el buscador de inicio.

Llegamos al Liberador y solamente tenemos que escoger lo que vamos a borrar, que será lo relacionado con la instalación de la versión anterior de Windows:

Ahora, en esta nueva ventana, los apartados que debemos seleccionar son:
• Instalaciones anteriores de Windows (XX GB).
• Archivos temporales de instalación de Windows (X GB).

Hay que recordar que tras 10 días, en teoría, Windows elimina automáticamente esta copia de la antigua versión. Digamos que es el margen de tiempo que nos da para testar el funcionamiento y decidir si queremos mantener la nueva versión o volver a la antigua.