Samsung precisa las causas de los incendios del Note 7

Según acaba de confirmar la misma Samsung, dos defectos en al diseño y la fabricación de las baterías de su malogrado Galaxy Note 7, son los causantes de los desafortunados incendios del terminal.

Lo hacen a través de un comunicado en el que lo detallan las conclusiones. En primer lugar, los terminales que salieron a la venta el 19 de Agosto, por culpa de un fallo en el diseño de la parte superior derecha del terminal, llevo a una deformación en el electrodo negativo que origina el cortocircuito en algunas de las celdas de la batería, el consiguiente calentamiento y finalmente la combustión.

Para estas materias fabricadas por Samsung SDI, aunque la compañía retiró los terminales, hizo uso de unidades de reemplazo de la firma china Amperex Technology Ltd (ATL) pero dadas las prisas, estas incluían de regalo un defecto en la soldadura que también ocasionaba cortocircuitos.

Al respecto el presidente de la división de móviles de Samsung, depura responsabilidades en estos términos:

“Estos fallos se produjeron en parte por las especificaciones y demandas que nosotros exigimos a los proveedores. El Note 7 equipaba una batería del mismo tamaño que anteriores modelos pero con más capacidad de carga y necesitaba de nuevos procesos de fabricación y ensamblaje. Por ello, nos consideramos responsables del fallo producido”

En la investigación han participado más de 700 ingenieros para lo que han usado hasta 200.000 dispositivos y 30.000 baterías añadidas. Los terminales fueron sometidos a pruebas de todo tipo. El 96% de los Galaxy Note 7 vendidos ya han sido devueltos ya a la compañía, según indican. El resto han sido deshabitados de forma remoto por las operadoras por todo el mundo.

Veremos si Samsung consigue recuperar la confianza de los usuarios en sus productos para lo cual se están esforzando notablemente. En próximas semanas se presenta el nuevo flamante móvil de la compañía surcoreana, el Samsung Galaxy S8.

Relacionado:
El Samsung Galaxy S8 en vídeo