Superbook convierte Android en un ordenador portátil

Aunque todos utilizamos los actuales smartphones o teléfonos móviles inteligentes no siempre somos conscientes que tenemos en nuestras manos un ordenador de reducidas dimensiones con el cual es posible realizar cada vez más tareas entre las que incluimos más habituales como mensajería, navegación web, juegos, edición o lectura de documentos o multimedia a través de un sin fin de apps disponibles.

Su tamaño impide que podamos utilizarlo de la forma que lo hacemos en un ordenador ¿Qué te parecería poder usar tu móvil Android conectándolo a una carcasa portátil? Pues así comenzó el proyecto ‘The Superbook’ que lleva unos meses en la plataforma de crowdfunding Kickstarter y que ha superado con creces las expectativas creadas llegando ya el millón y medio de dólares en fondos.

Superbook no es más que una ‘carcasa’ o dock a la que es posible conectar un móvil Android vía USB para convertirlo en un portátil en potencia y que cuenta con su correspondiente pantalla, teclado, batería, o touchpad multitáctil.

Al no disponer de CPU, memorias de gestión, almacenamiento o procesador lo convierte en un interesante producto de bajo precio pero totalmente funcional.

El coste es de sólo 99 dólares, unos 88 euros al cambio.

apps-superbook

El proyecto es de los creadores de Andromium OS, el sistema para convertir Android en sistema de escritorio h y en cuanto a sus características nos encontramos con una pantalla de 11,6 pulgadas HD, batería de 8 horas que carga simultáneamente tu móvil, touchpad multitáctil y teclado completo. En cuanto a las conexiones se incluirá la posibilidad de trabajar como no podía ser de otra forma vía WiFi, Datos o Bluetooth.

Relacionado:
Sistema y emulador de Android para PC

La campaña de financiación no ha terminado y son muchos los solicitan la inclusión de un USB adicional, el aumento de la duración de la batería o la pantalla con 1080p. Pueden ampliar información sobre el Superbook en The Superbook en Kickstarter.

Para utilizar el Superbook necesitarás un dispositivo Android 5.0 –o superior–  que cuente con al menos 1GB de RAM aunque será recomendable que tengas entre 1,5 o 2 GB para tener cierta fluidez con según con qué aplicaciones o usos que le vayas a dar.